Como madres, vivimos en primera persona el proceso de la lactancia y al pasar del tiempo, detectamos la necesidad de un elemento pràctico y con un toque de diseño, para monitorear las tomas.